• Fecha: May 26, 2011
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

b:secure MagazineInternet se ha convertido en uno de los espacios donde los criminales han encontrado una mina de oro lucrando con la curiosidad y un tanto con la ociosidad humana, sin embargo, las personas que han sido víctimas de estos ciberdelincuentes regularmente no los denuncian debido a la vergüenza que les produce haber caído en un engaño de este tipo.

El ministro de justicia de Australia, Brendan O’Connor comentó que recientemente conoció a un hombre que perdió una fuerte cantidad de dinero debido a un fraude en internet, publica el Centro de Investigación de Delitos Informáticos.

“Como muchas víctimas de fraude, el hombre fue humillado y avergonzado, y esto probablemente es lo que le impide buscar ayuda. Al igual que una estafa tradicional, las personas afectadas por estos delitos en línea pueden sentirse humilladas y estar reticentes a reportar sus pérdidas a las autoridades”, dijo O’Connor.

El ministro también comentó que está buscando la manera de mitigar este tipo de riesgos electrónicos a través de la creación de una cultura preventiva, como el ciclo de conferencias que está organizando llamado “Conociendo las necesidades de las víctimas del crimen” en Sidney, Australia.

De acuerdo con el “Reporte del Crimen en Internet 2010” el año pasado en Estados Unidos se registraron más de 300,000 quejas relacionadas con algún tipo de fraude en internet, siendo el robo de identidad, la falta de pago o entrega de mercancía adquirida en línea y las estafas hechas por supuestos agentes de FBI los delitos que encabezaron la lista.

A nivel mundial EU es el país con más fraudes registrados en el 2010, siendo responsable del 91% de las denuncias hechas a nivel global. Canadá logró ubicarse en el segundo sitio al registrar 1.5% de las quejas, mientras que Reino Unido, Australia e India obtuvieron el tercero, cuarto y quinto lugar con 1, 0.7 y 0.5%, respectivamente.

En México este tipo de delitos se pueden denunciar a nivel federal ante la Unidad de Policía Cibernética y Delitos Contra Menores dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, así como ante la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Asimismo, sí la víctima pertenece a alguna entidad académica puede recurrir a instancias como al Equipo de respuesta a incidentes de Seguridad en Cómputo dependiente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o bien a la Subdirección de Seguridad de la Información que también pertenece a la UNAM.

Fuente: b:Secure Magazine / Beatriz Arias

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.