• Fecha: Mar 15, 2012
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

Enter.coEl delator vive en Nueva York. Tiene 28 años, es un programador desempleado de origen puertorriqueño, recibe dinero de la seguridad social y tiene dos hijos. Nunca fue a una universidad, aprendió a ‘hackear’ por sí mismo. Y llegó lejos: según la acusación en su contra –publicada por FayerWayer–, participó en los ataques informáticos a Visa y MasterCard, Fox, Sony, Nintendo y el Senado de Estados Unidos, entre otros.

Una tarde de verano, los federales tocaron a su puerta. Llevaban semanas tras su rastro y creían que se trataba de una gran mente criminal, pero encontraron a ‘Sabu’. Héctor Xabier Montsegur. Lo capturaron, lo interrogaron y admitió ser la cabeza de LulzSec, un grupo aliado de Anonymous autor de ataques a gran escala contra multinacionales. Afrontaba una pena de 124 años en la cárcel.

“Lo hizo por sus hijos. Haría cualquier cosa por sus hijos. No quería ir a prisión y abandonarlos. Así lo convencimos”, relató a Fox uno de los agentes. Se declaró culpable y decidió ayudarle al FBI a encontrar a sus compañeros de hackeo, a quienes llamaba ‘sus hermanos’. Nueve meses después, este martes, otros cinco hackers fueron capturados en Inglaterra, Irlanda y Estados Unidos: Ryan Ackroyd (‘Kayla’), Jake Davis (‘Topiary’), Darren Martyn (‘Pwnsauce’), Donncha O’Cearrbhail (‘Palladium’) y Jeremy Hammond (‘Anarchaos’).

Durante buena parte de su existencia, LulzSec operó en conjunto con Anonymous. En ENTER.CO reseñamos varias de sus operaciones, como el ataque al sitio de News of the World y la filtración de 90.000 correos de militares estadounidenses. El grupo se había disuelto hace varios meses tras su desenmascaramiento por parte del periódico The Guardian.

En un mensaje, Anonymous reconoció la traición de Sagu y no pudo disimular su resentimiento. “Sí, sí, lo sabemos, Sabu nos delató. Como siempre ocurre, el FBI amenazó con llevarse a sus hijos. Entendemos, pero también éramos tu familia. (¿Recuerdas lo que te gustaba decir?) (…) Es triste, y no podemos imaginarnos qué se siente tener que mirarse al espejo cada mañana y ver al sujeto que vendió a sus amigos a la policía”. Enseguida, Anonymous planeó su venganza.

Fuente: Enter.co

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.