• Fecha: Dic 12, 2011
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría
  • Esta libertad también trae consigo una serie de riesgos de seguridad.

Eltiempo.comSus usuarios están expuestos a robo de información, fraude informático o a algún ciberataque. Esto se debe a que las conexiones wi-fi abiertas son utilizadas para cometer delitos que no se descubren ni se rastrean.

Lo anterior también aplica para redes wi-fi privadas que no están protegidas con contraseña. Ante esta situación, MaTTica, empresa especializada en investigación de delitos informáticos, entrega los siguientes consejos:

  • Evite las conexiones públicas. No caiga en la tentación de navegar por Internet a través de las redes públicas abiertas. Si tiene una emergencia, es mejor usar una red que cuente con una contraseña segura o adquirir un servicio de pago que ofrezca garantías. También se recomienda usar contraseñas seguras al momento de conectarse y no dar clic sobre páginas y enlaces desconocidos que llegan por correo o mensajería instantánea.
  • Proteja su información. Si no puede evitar conectarse en un lugar público, asegúrese de tener sus datos protegidos, no solo por contraseña, sino con programas especializados que los cifran.
  • Asegure su red ‘wi-fi’. Desde el momento en que tenga una conexión de Internet inalámbrica, protéjala con una contraseña que no sea la de fábrica o un número común. Las contraseñas que combinan letras (en mayúsculas y minúsculas) y números son las que funcionan mejor. Además, puede incluir en su PC herramientas de monitoreo en red, para saber quién se conecta a su wi-fi.
  • No comparta su contraseña. Esta información debe ser privada o de la familia, ya que no se sabe qué uso le den los otros a su red. Esto puede abrir agujeros de seguridad por donde puede ser atacado.
Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.