• Fecha: Abr 30, 2012
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

El Heraldo de ChihuahuaLa Unidad Estatal de Delitos Electrónicos e Informáticos, conocida como la Policía Cibernética, a unos meses de su creación ha registrado 52 ataques de la ciber delincuencia, entre pederastia, suplantación de identidad, fraude, extorsión, acoso sexual, homicidio y otros.

A la fecha ha resuelto 40 casos de los que le han denunciado, con un patrullaje intenso en 17 redes sociales, en los principales servidores de correo electrónico y el mundo de la banda ancha, una tarea a la que la Fiscalía General del Estado comienza a destinar cada vez mayores recursos en vista de las nuevas modalidades del crimen.

Las armas de los elementos de la Policía Cibernética no son muy sofisticadas, una computadora, acceso a internet y la inteligencia de cada uno de ellos y, aunque no usan pistola, radios ni esposas, han logrado la detención de extorsionadores, homicidas y defraudadores, delincuentes que aprovechan las tecnologías de la información para realizar ataques virtuales y reales.

El reporte de la Unidad Cibernética de la Fiscalía indica que durante un año y 4 meses se han cortado los conductos de redes que incurren en delitos o en violaciones a las leyes mediante el patrullaje, la denuncia de afectados y la utilización de herramientas tecnológicas como la intervención directa en sitios ilegales que suplantan la identidad o incurren en otros ilícitos.

Esa nueva división de investigación trabaja con un agente del Ministerio Público asignado y una gran cantidad de elementos que, sin uniformes, sin ser detectados, sin ser ubicados físicamente, investigan y patrullan la red, operan conexiones con grandes servidores de correo electrónico como Gmail y Hotmail, para detectar amenazas y ubicar delincuentes involucrados en todo tipo de delitos.

El número de agentes cibernéticos es un misterio, no se revela por razones de seguridad, pues están involucrados en investigaciones delicadas todos los días y tienen la estrategia de trabajar así, desde el anonimato, para no ser detectados y poder entregar mejores resultados.

De acuerdo con los reportes internos, trabajan en investigaciones sobre pederastia, suplantación de identidad, fraude, amenazas, extorsión, homicidios, acoso sexual, administración fraudulenta e incluso terrorismo virtual y real, las cuales se mantienen bajo reserva, pues los resultados mostrados hasta la fecha han sido satisfactorios, en buena medida por la secrecía de las pesquisas que realizan los agentes.

La Policía Cibernética mantiene presencia formal en Facebook, Twitter, Sonico, Hi5, Twoo, Orkout, Friendster, Econozco, Neurona, Dejaboo, Xing, Google+, Badoo, Metroflog, Fotolog, MySpace, entre otras plataformas, pero además los elementos realizan un patrullaje diario, encubierto, para detectar posibles riesgos y amenazas.

De manera paralela, otros elementos de la corporación se dedican a investigar denuncias ya presentadas por la vía tradicional ante el Ministerio Público o las que se reciben diariamente vía correo electrónico.

La corporación nació en la Fiscalía del Estado ante la necesidad de una unidad especializada para atender la nueva generación de crímenes, así como los delitos tradicionales que tienen como herramienta algún tipo de tecnología, sobre todo internet y la utilizada en los teléfonos celulares.

Anualmente, 431 millones son afectadas en todo el mundo por ataques informáticos, de acuerdo a reportes de la Organización de Naciones Unidas, por lo que el gasto en seguridad en la red de empresas de todo tipo ha llegado al récord de 338 mil millones de dólares. Pese a ello, la ciber delincuencia ha obtenido ganancias globales de 12 mil 500 millones de dólares.

En México, el 83 por ciento de los internautas adultos fueron víctimas de algún tipo de delito mientras navegaban en internet, con pérdidas de casi 2 mil millones de pesos. La situación se agrava en estados con grandes adelantos tecnológicos como Chihuahua.

Las cantidades ganadas por la ciber delincuencia se vuelven cada vez mayores y pueden compararse con otros delitos como el tráfico de drogas, armas o personas, pero con una ventaja adicional, los delincuentes no exponen el pellejo, ya que operan desde las computadoras, teléfonos celulares y otros dispositivos móviles.

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.