• Fecha: Jun 02, 2011
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

Con información del Digital Forensic Investigator News y de The New York Times nos permitimos compilar y comentar esta información.

Inicialmente el DFI News habla de que las tarjetas magnéticas que se usan en los hoteles en Nueva York pueden ser usadas como evidencia en un juicio. Esto se desata del caso Strauss-Khan y la acusación que pesa sobre él en términos de acoso sexual.

DFI asevera que hay un registro sobre el uso de las tarjetas de acceso en un módulo central. Con este registro se sabe a qué hora y con qué llave se abrió una puerta. Incluso se sabe el tiempo que ésta permaneció abierta y el momento en que volvió a cerrarse.

Este tipo de registros, que si bien no tienen que venir en este particular de la mano del cómputo forense si pueden constituir evidencia digital, toda vez que confirmarían o desmentirían la declaración de la camarera en el sentido de que ella afirma que la puerta estaba cerrada y que tras tocar y no obtener respuesta, usó la llave maestra para abrir. Acto seguido dejó el carrito de servicio puesto de forma que prevendría el cierre de la puerta.

Estos eventos podrían confirmarse con el registro. El reporte nos idicaría si es que fue en efecto la llave maestra que abrió la puerta a la hora del percance y si es que fue cierto que la puerta permaneció abierta.

Creemos, como profesionales en la materia, que es evidente que este tipo de registros e información deben existir y deben servir para este tipo de situaciones, sin embargo al usuario – huesped – común, a la recamarera, fiscales, investigadores, etc. puede incluso ni pasarles por la cabeza la posibilidad de su existencia.

El mensaje aquí es que las investigaciones digitales no se limitan a equipos de cómputo, medios de almacenamiento y dispositivos móviles. Hay muchos lugares en que existe y se manipulada data y estos deben estar en la mente del investigador digital.

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.