• Fecha: May 24, 2011
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

ReformaEn México 80 por ciento de los casos de espionaje industrial es realizado por empleados de la misma corporación, y son cometidos principalmente por directivos y gerentes, según cifras del informe de delitos informáticos 2010 de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial.

El mismo informe señala que 60 por ciento del personal se apropia de la información de la compañía al momento de ser despedido o simplemente al cambiar de trabajo.

Aun cuando la Ley de la Propiedad Industrial considera como un delito la violación de secretos industriales y el robo de información, e incluso prevé sanciones, en México esta práctica abunda.

«Es muy común ver que los empleados de una empresa sacan del inmueble información en memorias tipo USB, y esta información puede contener datos que representan ventajas competitivas a empresas del mismo sector.

«Esa información puede ser carteras de clientes, estudios de mercado, procedimientos, formatos, entre otros», dijo Andrés Velázquez, presidente de MaTTica, firma especialista en cómputo forense y seguridad informática.

Explicó que otras maneras de sacar información de las empresa es mediante la toma de fotografías de pizarrones donde pueden estar anotados datos importantes, y que pueden ser usados de forma dolosa por el empleado o ex empleado.

«Cualquier medio de almacenamiento, desde correos electrónicos y memorias USB, hasta discos duros e incluso smartphones, puede ser la herramienta para extraer información confidencial y de gran relevancia para la empresa».

Asimismo, dijo que es importante también tener una buena estrategia de Recursos Humanos, ya que de acuerdo con este estudio, 90 por ciento de los casos de espionaje industrial lo hicieron por descontento con su trabajo, siendo los bajos sueldos su motivación principal.

Explicó que es necesario hacer un esfuerzo extraordinario para impulsar la cultura de la protección del conocimiento que se genera en el País.

Según el artículo 82 de la Ley de la Propiedad Industrial, se considera secreto industrial toda información de aplicación que guarde una persona física o moral con carácter confidencial.

Más vale prevenir
Estas son las recomendaciones que ofrece MaTTica, especialista en cómputo forense y seguridad informática, para evitar el robo de información:

– Establecer perfiles de usuarios que liminten la cantidad de permisos y acceso a información sensible, y asegurarse de que quienes los tienen sean de absoluta confianza.

– Crear una política de confidencialidad de la información en la que se especifique la forma en la que se debe manejar la información sensible de la compañía, y promover su conocimiento entre el personal.

– Mantener un registro de los movimientos de documentos o información que incluya la fecha, el nombre del documento y el responsable.

Fuente: Reforma.com

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.