• Fecha: Ago 31, 2011
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

InfochannelAl comunicarnos por Internet, los usuarios de redes sociales y correo electrónico cometemos múltiples errores que ponen en riesgo nuestra seguridad

La mayor parte de quienes navegan en Internet creen que es una actividad anónima, pero en realidad no es así; prácticamente todo lo que se transmite por este medio puede archivarse, incluyendo los mensajes en foros, los archivos que se consultan y las páginas que se visitan; de hecho, mediante archivos conocidos como «cookies» es posible identificar las preferencias de los usuarios y, con ello, sus hábitos y gustos.

«Los usuarios de Internet hemos perdido la capacidad de leer las ventanas; simplemente damos clics de ‘aceptar’ hasta lograr nuestro cometido, pero es necesario preguntarnos ¿qué es toda esa información que aparece al instalar un programa o dar de alta un servicio?, ¿por qué aparece? y, sobre todo, ¿qué tiene que ver conmigo?», cuestionó Andrés Velázquez, director de Investigaciones Digitales de MaTTica.

El experto en informática forense señaló que de esta forma podemos dar un primer paso para descubrir presuntos fraudes sin la necesidad de ser grandes usuarios de TI. Con base en el creciente aumento en el número de incidentes de seguridad relacionados con el uso de las redes sociales y el correo electrónico, Velázquez anunció la realización de un estudio que explica a los usuarios de estos servicios cuáles son los principales conceptos sobre privacidad y seguridad que deben tomarse en consideración al momento de comunicarse por Internet.

El análisis arroja también datos sobre los errores más comunes que se cometen usando estos servicios; el principal es que regularmente somos los propios usuarios quienes damos acceso a los perpetradores a nuestros equipos sin que sea fácil evitarlo, pues muchas personas no denuncian estas situaciones.

Para prevenir el robo de información personal, MaTTica recomienda:

  • Que la contraseña no sea una palabra que encontramos en un diccionario.
  • No utilizar el nombre del perro, novia, esposa, hijos, placas del carro, cédula profesional, matrícula de la escuela, etcétera.
  • Cambiar regularmente la contraseña, principalmente después de usarla en un equipo que no es confiable.
  • Verificar que realmente es el sitio al que se quiere entrar antes de colocar una contraseña.
  • No utilizar la misma contraseña para todo (si hackean una, hackean todas), considerando que también en una cuenta de correo electrónico normalmente se almacenan las contraseñas de las otras cuentas de correo o redes sociales por los e-mails de verificación y autentificación.

En redes sociales y cuentas de correo electrónico (Hotmail, Yahoo, Gmail, etcétera) las precauciones pueden ser las siguientes:

  • Al momento de darse de alta o llenar un formulario hay que leer las instrucciones y cada una de las casillas.
  • Si es necesario, solicitar ayuda.
  • Siempre es bueno leer las políticas de privacidad del sitio o red social y descargarlas cuando exista la opción.
  • Determinar preferencias de usuario y los niveles de seguridad.
  • En el caso del correo electrónico no darle «forward» (reenvío), ya que la cuenta puede ser detectada como spam.
  • Si alguien observa que una cuenta de algún conocido está infectada o manda spam hay que avisarle de ello.

Fuente: Infochannel

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.