• Fecha: May 10, 2009
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

La práctica del “phishing”, que consiste en crear portales falsos de instituciones públicas o privadas para redireccionar a un cliente en Internet y cometer fraudes o usurpar su identidad, se disparó 91% en los primeros cuatro meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2008.

Juan Carlos Guel, jefe de Seguridad en Cómputo de la UNAM, reveló que según datos de la Secretaría de Seguridad Pública federal, entre el 1 de enero y la primera quincena de abril, las autoridades tomaron conocimiento de 884 casos, cuando en el primer cuatrimestre de 2008 fueron 461.

El especialista en delitos cibernéticos detalló que en todo 2008 se reportaron mil 396 incidentes de ese tipo, es decir, que el promedio semanal fue de 29 eventos, mientras que en este año es de 63.

A este ritmo, el récord de 2008 será superado en junio, e incluso podría llegar a los 2 mil 50 casos que se reportaron en 2006, que es el máximo que la Policía Cibernética registra desde hace tres años, cuando el “phishing” comenzó a representar una amenaza para las instituciones mexicanas y sus usuarios.

Guel advirtió, durante una ponencia en la UNAM, que esa tendencia es preocupante porque las dependencias y los bancos ya han mejorado sus “candados” electrónicos y sistemas de seguridad virtual.

Incluso, en 2007 se creó “E-Crime”, un grupo interdisciplinario en el que participan Gobierno, academia, iniciativa privada y asociaciones civiles, para analizar la problemática e implementar acciones conjuntas tendientes a reducir los delitos en Internet.

Según el especialista, el tipo de “phishing” más recurrente en México es que sufren las instituciones bancarias y que consiste en el envío masivo de correos electrónicos provenientes de supuestos entes oficiales y benéficos, pero cuyo objetivo es el de obtener información financiera confidencial -como nips o números de cuenta- para realizar fraudes.

En México, de acuerdo con las páginas de Internet oficiales de las compañías financieras, se ofrecen herramientas para prevenir posibles robos de identidad o de información confidencial; estos servicios van desde alertas por correo electrónico cuando hay alguna actividad inusual o irregular, hasta la posibilidad de usar números de cuenta de un solo uso, para realizar compras seguras en la web.

Los bancos también ofrecen software a sus clientes para brindarles protección adicional, pues en ocasiones son ellos o sus aseguradoras, las que absorben los costos de los fraudes.

Fuente:
Autor: Agencia Reforma

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.