• Fecha: Ene 02, 2008
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

Por la producción y distribución de software ilegal por cerca de 2 mil millones de dólares, tan sólo de la firma Microsoft, el gobierno chino metió a la cárcel a ll miembros de una de las agrupaciones de falsificación o aplicaciones más grande del mundo.

Tras 18 meses de proceso judicial, tras su detención en julio del 2007, la corte de Shenzhen estableció la culpabilidad de los detenidos y los sentenció a permanecer en la cárcel desde un año y medio y hasta 6.5 años, describe el comunicado.
Las evidencias contra este caso fueron rastreadas en 36 países, de 19 de los productos de los más populares de Microsoft, como el sistema operativo Windows y la suite de herramientas de escritorio, Office; distribuidas en al menos 11 idiomas.
Para acelerar la detección de bandas internacionales de producción y distribución de software pirata Microsoft construyó un sistema de inteligencia, que le permite mapear los movimientos de los delincuentes, apoyar a las autoridades internacionales y locales para acelerar su detección, Kieth Bieman, vicepresidente de antipiratería de la firma a nivel internacional.

En el caso de América Latina, en Colombia se construye un laboratorio de cómputo forense, que se encargará de monitorear el mercado de la región, agregó Gabriel Rincón, director de licenciamiento.
«El sistema de inteligencia se construye por medio de la información que se comparte entre autoridades internacionales, locales y de investigaciones de la empresa», describió Bieman.

Los primeros pasos del sistema se dieron hace 10 años, pero se aceleró en los últimos años, en la medida que las bandas comenzaron a utilizar las nuevas tecnologías e internet para la distribución de las copias ilegales.
Actualmente, uno de los principales problemas del combate a la piratería de aplicaciones es que las personas tienen la percepción que es un delito sin víctimas o blando y con penas menores, comentó el director del laboratorio de certificación UL,Eli Meir Puszkar.

«Sin embargo, la venta de piratería de software en la calle alcanza un valor a la venta, incluso superior a la comercialización de estupefacientes, al superar los miles de dólares, pero la penas son menores», destacó.

Fuente: Grupo Reforma
Autor: Lilia Chacón

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.