• Fecha: May 23, 2012
  • Comentarios: no hay comentarios
  • Categorias: Sin categoría

b:secure MagazineEl estudiante universitario Dharun Ravi fue sentenciado a pasar 30 días en la cárcel por espiar a su compañero de cuarto Tyler Clementi a través de una cámara web, mientras tenía relaciones homosexuales, acto que llevó al suicidio de Clementi.

El joven de 18 años saltó de un puente en noviembre de 2010, dos días después de enterarse que Ravi lo había espiado y compartido la información a través de Twitter.

Ravi fue declarado culpable de 15 cargos en su contra que incluían intimidación, invasión de la privacidad y manipulación de testigos y pruebas, con lo que podía obtener hasta 10 años de prisión.

El joven hindú de 20 años, también fue sentenciado a libertad condicional de tres años, así como 300 horas de servicio comunitario y al pago de una multa de $10,000 dólares, además de ir a una terapia de la sensibilidad del cyberbully.

“No creo que él odiara a Tyler Clementi. Yo creo que actuó con una colosal falta de sensibilidad”, dijo el juez Glenn Berman de la Corte Superior de Estado en Nueva Jersey, quien comentó al jurado que el suicidio no sería relevante para el caso que se estaba juzgando.

“He oído al jurado decir culpable 288 veces – de 24 preguntas y 12 miembros del jurado, esa es la multiplicación. Y no te he escuchado pedir disculpas ni una vez”, le dijo el juez a Ravi.

De acuerdo con el New York Times, el juez nunca explicó explícitamente porque se desvió tanto de la pena máxima. Únicamente dijo que creía que la Legislatura de Estado había destina tiempo en prisión a delitos de violencia y aquí no había habido ninguno.

Dijo que impuso la condena de cárcel por la manipulación de testigos y evidencia, así como por mentir a la policía. Por los otros delitos fue que se le otorgó libertad condicional de tres años para Ravi.

Fuente: b:Secure Magazine

Compartir:

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.